domingo, 15 de enero de 2012

ARQUITECTURA RENACENTISTA

Os dejo las presentaciones que os pueden servir para ver las obras de arquitectura renacentista del Quattrocento y el Cinquecento vistas en clase. Como alguna de ellas (de las de clase) no están conectadas a internet no son exactamente las mismas no son éstas, pero podéis usarlas para ver y repasar.





Sobre la racionalización de la arquitectura. os dejo el siguiente enlace a un blog:


Creo que quedó clara la importancia de la cúpula de Sta. Maria dei Fiore de Brunelleschi.

En ella se inspiró Miguel Ángel para hacer la del Vaticano (superándola sin duda). A su vez, la de Miguel Ángel ha servido de modelo durante cuatro siglos (a duras penas alzanzada en su belleza por otras, a mi entender)








Comparad, el perfil de las renacentistas, la primera  de Brunelleschi, aún casi goticista, con su perfil apuntado, sus nervios destacados.

Ahora: la de Miguel Ángel: En ella desaparece casi por completo el apuntamiento, o más bien, se trata de un impulso que eleva la cúpula, la "hincha" estirándola  hacia arriba, como si quisiera "despegar" del cuerpo del edificio. Los nervios, que existen, están mucho menos marcados, y más parecen contener el ensanchamiento de la cúpula que cumplir la evidente función constructiva (sostenerla). Miguel Ángel, un genio en cualquiera de sus actividades artísticas, consigue en esta obra construir no sólo una obra  grandiosa, sino que su evidente desproporción con respecto al resto del edificio se equilibra mediante esos recursos visuales, que dan la sensación al espectador de que la cúpula no es pesada, tanto, que parece asentarse como un enorme globo sobre S. Pedro.




Miguel Ángel adelanta el manierismo y avanza hacia el barroco: usa los elementos clásicos PERO les cambia el sentido, los usa "incorrectamente". En el tambor de la cúpula, alterna vanos con zonas macizas (como hizo Bramante en el Templete de S. Pietro in Montorio), pero el clasicismo riguroso de este autor se ha transformado aquí pues superpone pares de columnas muy volumétricas que dan claroscuro y dinamismo al tambor (típico del barroco) y que además casi no tienen  función tectónica (aunque recogen el empuje de los nervios de la ´cupula y lo trasmiten hacia abajo).

La fachada más claramente barroca ya de Carlo Maderno (en pleno siglo XVII) usa también las columnas para:
- plantear dos órdenes en la fachada, uno gigante (que salva la altura del cuerpo de la fachada) y otros menores organizados en dos pisos (entre las columnas y pilastras)
- acumular las columnas en la zona central (que de esa manera se ver reforzada visualmente, nuestras miradas se dirigen allí, que es adonde además se sitúa el balcón desde donde preside el Papa las grandes recepciones y bendice "urbi et orbi") dejando los laterales  con pilastras. Además los espacios entre pilastras o columnas no son iguales, sino que se "ensanchan" hacia los extremos con lo que la sensación en el centro es de acumulación (un método de resaltar esa zona ya totalmente barroco).

Por delante de esta magnífica fachada planteará Bernini su famosa columnata, oval (no ya circular "renacentista") y con un sentido plenamente escenográfico.

   

Fijáos que el espacio entre la columnata y la fachada no es recto, sino trapezoidal. Esto no se aprecia cuando estás en la plaza; con ello Bernini consigue que el espectador que está delante de San Pedro perciba la fachada y la cúpula con una perspectiva que parece ensancharse de manera natural. Otro genio, Gianlorenzo (Bernini). Esta forma de plantear los espacios de manera grandiosa, teatral y de organizar el urbanismo para servir al poder es ya plenamente barroco.





Algunos que se inspiraron en la cúpula miguelangelesca:

Capitolio de Washington

St. Paul, Londres


1 comentario:

  1. podrian poner el nombre de las imagenes?? soy estudiante y vendrian bien saber los nombres para hacer trabajos de investigación de historia. gracias

    ResponderEliminar